Yahoo y el talento

1 Comment

CEO de YahooLleva años perdiendo Yahoo batallas frente a sus competidores, singularmente frente a Google. Y no es quizá cuestión de tecnología, ni de suerte, ni de dinero … podría ser pura y simplemente una cuestión de talento. El que tenían en Google al inicio, cuando era Yahoo la que tenía lo demás: medios y posición a raudales. Y el que sigue teniendo Google, ahora que además de toneladas de talento tiene de sobra de todo lo otro también.

¿Cómo enfocar la competencia desde el lado de Yahoo? Lo han intentado de diversas formas. Una de ellas, reciente, cambiando otra vez de CEO: Marissa Mayer, la tercera Presidente en 1 año. Si, has leído bien, la tercera en un año, cinco CEOs en cuatro años. Bueno, quizá sea cosa de talento y también de consistencia estratégica. O quien sabe qué fue primero, si el huevo o la gallina.

Y ¿de dónde viene la joven (37 años) Sra. Meyer? Pues de Google, oh sorpresa (era la empleada nº 20, la primera Ingeniera que hubo allí, 13 años como empleada). Claro que por unos 70 millones de US$ en 5 años de sueldo y extras quizá la sorpresa no lo es tanto.

En cualquier caso, este no es el punto al que yo quería ir, sino un largo preámbulo. Al grano: la nueva CEO acaba de enviar un email a los más de 14.000 empleados diciéndoles que el teletrabajo se ha acabado, que los quiere ver a todos en las oficinas trabajando cada día a partir de Junio, que en casa producen menos y se distraen más, y (casi literalmente) que “entre quedarse en casa a esperar al operario de la compañía telefónica, o ir a la oficina a trabajar, ya va tocando que se decidan por el trabajo con sus compañeros”.

Cierto que poco antes había decidido que la comida en las cantinas corporativas sería gratis, y les había entregado nuevos y avanzados teléfonos móviles a los empleados … pero en vista de su visión sobre el teletrabajo parece que los empleados van a usar más las primeras que los segundos.

Eso los que queden, porque también se ha anunciado que habrán unos miles de despidos.

¿Cual es la señal que reciben los empleados, que obviamente no son tontos? “No confían en nosotros”.

Los estudios indican que los empleados que pueden teletrabajar cuando lo consideran adecuado son más felices, más productivos, trabajan más y permanecen más tiempo en las empresas. Y esto, en un entorno en el que Yahoo ha de competir duramente por los mejores talentos de la zona, es un punto crítico.

Claro que Marissa Meyer tiene su forma de trabajar y de ver las cosas. No en vano, declaró en una entrevista que tenía unas 70 reuniones presenciales a la semana, que tenía una pizarra en la entrada de su despacho para que la gente fuera apuntando su nombre y bloqueando tiempo, en tramos de no más de 15 minutos, durante la hora y media que seguía cada día a las 16h.

Pero también es cierto que la facturación media por empleado es 3 veces menor en Yahoo que en Google. Y que muchas de las mejores ideas se les ocurren en encuentros informales, así que la innovación que tanto requieren se ve impulsada a menudo por la presencia física conjunta de los empleados con talento.

Aunque no es menos cierto que eso no significa ni que tengan que estar permanentemente en la oficina teniendo encuentros improvisados uno detrás de otro, ni que todos los empleados se dediquen a tener ideas: la mayoría tienen roles mucho más organizados, una parte de los cuales se pueden desarrollar perfectamente desde sus casas, e incluso los empleados más susceptibles de tener la innovación como parte de sus tareas tienen mucho tiempo dedicado a otras que se hacen mejor cuando nadie te interrumpe para hablar de grandes ideas.

Así que la suma de los últimos años de cambios constantes de CEO, más la progresiva pérdida de posición y otras cuestiones, dejan al talento existente en Yahoo muy expuesto anímicamente a esta percepción de falta de confianza y de café para todos.

One Response to “Yahoo y el talento”

Deja un comentario