El sentido profundo de vivir

Me pregunto con frecuencia qué es vivir, y creo que debo de preguntármelo.

Podría no hacerlo y, simplemente, vivir, pasar la vida.

Podría, incluso, aprender a llenar la vida de instantes, darle un sentido de disfrute, lúdico. Y no solo de placeres vacíos, sino de instantes de belleza y paz.

Y no digo que esté mal eso. Quien soy yo para decir lo que está mal o está bien … simplemente es que eso a mí no me resulta suficiente.

No puedo, tan siquiera, decir que es eso mejor que una vida con sufrimiento. Porque quizá una vida de instantes placenteros pueda aletargarnos, sin más, y una vida sufrida tiene la potencialidad de empujarnos a ir más allá y buscar respuestas. A algunos les llega la chispa de la Luz a través de la belleza esencial y a otros a través del dolor, no hay un único camino hacia la claridad.

Pero es ahí donde se centran mis intereses: en el camino y, principalmente, en el destino. ¿Para qué vivimos?

Yo no creo, no siento dentro de mí, que vivimos para el placer, ni para la belleza, ni que esto sea un valle de lágrimas sin más, ni que la cosa consiste simplemente en pasar los días intentando no estar demasiado mal.

Yo creo, sé, que vivir es algo más.

Creo que tenemos una misión personal, todos la misma y cada uno la suya, única.

Y creo que los pasos que damos, nuestros pensamientos, palabras y acciones, nuestro vivir, nos acercan o nos alejan del cumplimiento de esa misión transcendente y sagrada. Creo, incluso, que acercan y alejan a otros de sus propias misiones sagradas. Fíjate si creo que es importante vivir de forma consciente.

Si la belleza de una flor no solo nos procura placer sino que nos acerca a la visión de lo eterno, de lo que nos transciende, de lo que tenemos ante nosotros como aspiración pero también como aquello de lo que ya formamos parte … entonces bienvenida sea la belleza.

Si el dolor, propio o ajeno, nos empuja a preguntarnos qué lo causa y, quizá algún día, hacer un aprendizaje, doy el sufrimiento por bienvenido.

Cuando conecto con mi Ser, siento que lo sé todo, pero cuando conecto con mi vida siento que me falta casi todo por aprender. Así que en eso estoy: en el camino que conduce del vivir hacia el Ser.

One Response to “El sentido profundo de vivir”

Deja un comentario