Consciencia y Solidaridad

Transito por esta Vida, con éste cuerpo, y descubro cosas, aprendo lecciones. Pero solo siento que gano en Consciencia cuando paso a vivir lo que aprendo, cuando lo practico.

Porque, para mí, la pregunta clave es: ¿cómo cambia mi práctica de vida a partir de que descubro aprendizajes?, ¿qué impacto tiene en el siguiente minuto, y en los minutos que le siguen?.

Confieso que soy devoto de aquella frase de Mahatma Gandhi … sé tú el cambio que quieras ver en el Mundo. Esta simple sentencia encierra el verdadero secreto de un Nuevo Mundo, de una Nueva Humanidad, de la Iluminación Global. Estas pocas palabras son, para mí humilde entendimiento, la llave de la felicidad.

Porque cuando descubres, y da igual si es meditando, escuchando a alguien sabio o leyendo un libro, que Somos Uno … la
pregunta subsiguiente es: ¿cómo cambia eso mi vida?. Porque ¿qué es una frase, un libro o una conferencia sabia e iluminadora sin una práctica coherente con ella?.

Nada. El Mundo, la Humanidad, y nosotros mismos, estamos como estamos porque daña más la inacción y la pasividad de la mayoría que la mala acción de unos pocos.

No quiero decirle a nadie lo que debe de hacer con su vida, ni deseo dar lecciones, pues desde el necesario cultivo de la humildad no cabe más que enfocarse en aprender y practicar uno mismo. Pero sí que puedo ofrecer mi experiencia y mis conclusiones, por si a alguien le sirven en algo.

Hace unos años que descubrí que el padre que se acuesta llorando en silencio porque ese día tampoco pudo dar de comer a su hijo … ese padre también soy yo, que tengo mi nevera llena. Sentí dentro de mí que los otros son otros, pero a la vez son otras formas de mí mismo y, conectados, somos todos Uno. Supe que en nuestras diversas formas y vidas, una misma energía, una misma procedencia y un mismo destino compartimos. Que lo que cambia es poco más que el Camino.

Y la pregunta es: ¿cómo cambia eso mi Vida, y cómo me cambia a mí mismo?. Qué voy a hacer el minuto siguiente, y los que siguen al minuto siguiente de ese aprendizaje …

Intento, desde entonces, llenar mi Camino de grandes zancadas, como la fundación de Wikihappiness y del Forum de las MicroONGs, y de pequeños pasitos como un abrazo y una palabra amiga a quien lo necesita. Y, con ello, descubro continuamente que sólo estoy empezando, que siendo todo no soy apenas nada, y que es practicando y con hechos como llenamos de sentido a las vacías palabras. Dejadme repetirlo: vacías palabras. No las adoréis, no os quedéis atrapados por ellas. Convertidlas en acción. Sed vosotros el cambio que queráis ver en el Mundo, y Creced con ello.

Namaste

Deja un comentario

Debes identificarte para publicar un comentario.